Economía colaborativa en México: caso Upaxer

En los últimos años hemos escuchado hablar sobre “Economía Colaborativa”, término que la mayoría de nosotros conocemos, y es que en muy poco tiempo ha pasado de tener presencia en pequeña escala a expandirse a nivel mundial.

Ejemplos conocemos muchos, pero los más populares son: Uber, Airbnb y Alibaba por mencionar algunos. Podríamos pensar que el término Economía colaborativa “Sharing economy” es nuevo, sin embargo, esta modalidad anteriormente ya existía, la diferencia es que no era calificada como “Economía” pero la colaboración entre particulares siempre ha estado presente.

¿Cuántas veces preferimos rentar la casa de fin de semana de un amigo porque es más barato que pagar un hotel?, hoy en día la diferencia se debe a la irrupción y al gran crecimiento de la tecnología, ya que el Internet, las aplicaciones móviles, los smartphones, las tecnologías de geolocalización, las redes sociales y las diversas plataformas, han logrado multiplicar exponencialmente estos servicios hasta darlos a conocer como “Economía”.

El uso y la conveniencia son algunos de los principales motivos por los que han tenido éxito y se están utilizando de manera cada vez más frecuente entre los usuarios de dispositivos móviles.

Actualmente el uso de tecnología permite que el contacto entre personas y el intercambio de bienes y/o servicios sea mucho más fácil y simple, de esta forma todas estas herramientas resultan de gran apoyo para la Economía Colaborativa, haciendo este modelo aún más atractivo, por lo que cada vez más empresas quieren tener participación en este segmento debido al gran crecimiento que está teniendo y a los beneficios que ofrece; algunos de los principales son: poder ahorrar dinero y optimizar recursos, esto resulta ser muy interesante para empresarios y organizaciones, además de ofrecer trabajo a más personas e impulsar el crecimiento económico de un país.

UPAX, empresa 100% mexicana se unió a este modelo en 2016 con la incursión de UPAXER, la aplicación que se constituye como la mayor red de “chambas” realizadas por personas independientes en su tiempo libre.

Cecilia Fallabrino, CEO & Founder, con el desarrollo de UPAXER abrió una nueva fuente de ingresos para más de 40, 000 usuarios que pueden realizar tareas sencillas en su tiempo libre desde su celular y obtener ganancias cuando ellos quieran, del mismo modo ha logrando satisfacer a su cartera de clientes al ofrecerles información relevante en tiempo real; esto les permite tomar decisiones inteligentes que sean estratégicas para cada negocio.

Con todo lo anterior, el uso de UPAXER le ha permitido a Ceci Fallabrino poder tener ahorros significativos en su empresa, colocándola como una de las emprendedoras más importantes en México con la creación de la empresa más vanguardista de Investigación de Mercados y una aplicación totalmente disruptiva en el mercado. A lo largo de estos dos años UPAXER se ha consolidado como una de las mejores aplicaciones en el segmento de Economía Colaborativa, en México, Centroamérica y Estados Unidos, y se espera que siga creciendo cada vez más.

Sin duda la adopción de este nuevo modelo de trabajo está teniendo grandes resultados aunque debemos reconocer que no es sencillo encajar en el nuevo modelo económico.

¿Qué es la economía colaborativa y cuál es su función en el mercado actual?

Antes de hablar de economía colaborativa, primero debemos entender a qué se refiere el término. Según un estudio publicado por Deloitte Insights, se trata de una práctica cada vez más común entre los consumidores, en la que unos a otros se brindan un servicio, de manera directa, sin necesidad de recurrir a empresas, y en el que pagan por consumir o utilizar bienes, en lugar de poseerlos.

Sin embargo en la práctica, el concepto de economía colaborativa es mucho más amplio, pues dentro del propio proceso existen diversos tipos de relaciones que varían en función a las necesidades del consumidor, como:

– El consumo colaborativo basado en el uso de plataformas digitales para el intercambio altruista de productos o servicios.

– El conocimiento abierto que tiene por objetivo difundir conocimiento sin barreras legales o administrativas.

– La producción colaborativa la cual difunde proyectos o servicios que se producen en plataformas digitales.

– Y, las finanzas colaborativas que ponen en contacto a usuarios para satisfacer sus necesidades de financiación, como el crowdfunding.

Este modelo también brinda la oportunidad de auto emplearse y obtener un ingreso extra a estudiantes, amas de casa, adultos mayores, etc. Asimismo, promueve la flexibilidad de horario por lo que es posible destinar tiempo a otras actividades. Aquellos que adoptan este modelo de economía colaborativa no sólo contribuyen con el ingreso familiar, sino que impulsan la economía en nuestro país.

Le Economía Colaborativa en México

La economía colaborativa es una gran oportunidad para el comercio. Tal es el caso de Uber, donde a través de su plataforma, conecta a millones de usuarios con conductores que ofrecen un viaje confiable, accesible y seguro. El beneficio es inmediato, mejora la movilidad de las ciudades, todo, con solo presionar un botón.

En este sector también está UPAXER, la aplicación mexicana creada para realizar más que estudios de mercado. Aquí los usuarios deben realizar tareas sencillas para marcas y así recibir un pago.

Los pagos van desde los 50 pesos hasta los 500 pesos según el grado de dificultad de la acción, dentro de las tareas que el usuario debe desarrollar se encuentran: auditorías operativas, ejecución de campo, validación de domicilios, encuestas, control de inventarios, store check, supervisión de activaciones, monitoreo de medios externos, levantamiento de información, fotografías y/o videos de éxito, estudios socioeconómicos, mapeo de ubicaciones, censos y venta de tiempo aire, etc.

Actualmente UPAXER está conformada de la siguiente manera:

  • 40,557 descargas
  • 5,428 usuarios activos mensualmente
  • 668,501 tareas completadas durante el 1er semestre de 2018

La economía colaborativa se ha convertido, en un fenómeno global que parece haber superado al modelo tradicional. Estos son otros beneficios:

  • Permite ahorrar dinero y recursos.
  • Hace sentir bien a sus usuarios.
  • Permite acceder a servicios y experiencias de otro modo vetados para el ciudadano medio.
  • Abre nuevas oportunidades de ingresos.
  • Estos son solamente algunos de los beneficios más relevantes que la economía colaborativa ofrece al ciudadano.

Con certeza en México, se incrementará exponencialmente la asimilación de esta modalidad de economía, generando así una red global de intercambio de herramientas y experiencias.